13/6/16

La normalidad de los que esperan sentados

Somos parte de un universo de emociones y pensamientos que no siempre están de acuerdo entre sí. Pero te has dado cuenta que esta oposición tiene la misma razón de ser? Es decir el propósito de la existencia entre ambas es el mismo. Ayudarte. Si, no es volverte loco (aunque por un momento lo parezca)La contrariedad de vivir cosas opuestas dentro nuestro es la búsqueda que tenemos por vivir experiencias nuevas, por afrontar nuevos retos, por tener ganas de ir más allá de donde estamos ahora mismo.

Analiza  a una persona que en esencia la veas conforme con su día a día (ojo , todos tenemos días malos, así que no consideres esos días, considera “en esencia” de forma general) Obsérvala, escúchala hablar, ahora pregúntate:

Ves alguna chispa en sus ojos?
Ves algo que realmente cuente como pasión? ( algo que no sea un chisme o un partido de futbol)
Algo nuevo que se proyecte como un buen cambio de rumbo en su clásicos días?

A cómo vas que tus respuestas serán un NO rotundo. Esta gente está caminando sin pensar, dan sus pasos por que los aprendieron y por que literalmente hasta ahí decidieron aprender. Y créeme, seguirán por esa misma ruta. Ellos no arriesgan pero tampoco sueñan con hacerlo. En realidad solo viven por vivir.

No te preocupes si con frecuencia tu cabeza da tumbos por no saber cómo seguir, por no poder detener a ese bichito que se te cuela por debajo de la almohada y te susurra que hay cosas por cambiar, por mejorar, por crear o arriesgar. No te preocupes si aun hay noches que no puedes dormir por la larga cola de pendientes que tienes por hacer en esta vida. No te preocupes si aun sueñas despierto con locuras que aun no has hecho pero que sientes que merece la pena, el riesgo, la risa, y la vida.

Preocúpate por perder la búsqueda, por dejarte llevar a un camino impuesto, por mas de 3 años en un mismo cubo de 4 paredes, por un deseo de cumpleaños que no guarden una promesa de reír hasta llorar.

Preocúpate por perderte a ti mismo, por no luchar, por callar, por dejar ir.
Precoupate por llegar a ser una persona más que vive sin sueños reales.

No te sientes a ver como la vida te pasa por encima, arriésgate por ti mismo,