Mis insomnios y yo


Hay muchas cosas que me dejan sin poder dormir. Cualquier cosa, a decir verdad. Tengo el sueño muy ligero y pensamientos muy pesados. Hablo conmigo misma con mucha frecuencia y la mayoría de veces es pasando la 1.00 am.

Tal vez tenga un problema o tal vez una adicción a las noches largas. Tal vez sólo se haya acentuado mi amor por el silencio , tal vez solo me guste disfrutar de mi calma.

Lo que tengo por seguro es que por las noches mi otra yo se divierte haciéndome miles de preguntas que me cuestan responder, retándome a crear un mundo que sé que quiero pero que aún no me animo a poner en marcha.

A esta yo, le gusta ponérmela difícil, hacerme pensar, hacerme soñar. Aplica mucho decir que no hay peor enemigo que nosotros mismos. Y es que soy consciente que mi mayor obstáculo durante todo este tiempo he sido yo misma y que las noches han sido mi mejores aliadas para dejarme de cojudeces.

Mis insomnios más allá de ser decisivos siempre son agotadores. Pelear con mi propia conciencia es una guerra que siempre decido hacer porque me ayuda mucho a reducir de a pocos mi propia negatividad y mis miedos.

Siempre he escuchado que mucha gente sufre con sus insomnios, los odian, pero mi historia es distinta. Yo aprendí a entender que paso por unos largos años de insomnios porque también paso por unos largos años de cambios y bueno, mi interior necesita hacer su lucha para entender lo que realmente ocurre en mi cabeza.

A veces resulta que tenemos tendencia a pensar y repensar, a analizar las "decisiones importantes para nuestra vida", pero la verdad es que la vida fluye y nosotros debemos aprender a fluir con ella. No solo en nuestros pensamientos sino en la forma en que nos vemos a nosotros mismos.

Yo podría odiar mis insomnios, odiar mi manía de analizarlo todo, odiar mis innumerables indecisiones, pero aunque suene contradictorio sin el conjunto de estas tres cosas no tendría decisiones tan bien arraigadas en mi misma.

Todos debemos aprender a sacar el máximo provecho de lo que somos. Tu mismo debes aprender a saber quien eres y como es que cada característica tuya puede ayudarte a ser más tú y a ser más feliz contigo mismo.

Saludos,
B.

Entradas más populares de este blog

Si este año terminas secundaria, vete de viaje

Mi historia

Música que vale la pena escuchar