28/2/17

Emprender o mochilear por Sudamérica

He ahí el dilema. O por lo menos pensando lógicamente parece ser un dilema. La verdad es que aún no tengo idea desde cuando ya no le doy tantas vueltas al tema, no recuerdo desde cuando no ando pensando si es que mi siguiente peldaño es emprender o dejarlo todo el irme.

Inicialmente cuando planificaba todo esto la idea fue primero emprender y luego viajar,  obviamente ambas cosas me sonaban (o tal vez me suenan) totalmente incompatibles, pero claro eso es pensando en un emprendimiento “más formal” algo como una empresa que era mi idea inicial y por lo que estudié para wedding planner.

Desde que  termino el 2016 y empezó el 2017 decidí tomarme todo con más calma y encontrar en mis ideales más soluciones que trabas, así que asumo, que por eso ya no le doy tantas vueltas a las cosas, prefiero eso de que se dé todo como se debe dar, dejar que las cosas avancen y que yo misma empiece a fluir.

Bueno parece que esta filosofía me va funcionando porque ahora como señal del destino tengo la primera Boda contratada :) sin yo buscarla y sin tantos esfuerzos por conseguirla, además he tenido tiempo para explorar cosas nuevas que siempre quise hacer.

Y ahora, emprender y viajar ya no me suenan tan complicados de enlazar, tal vez esté pecando de optimista pero confío en que pronto descubriré mi ficha ganadora y estaré viajando y generando un ingreso base que no me deje en la calle pidiendo limosna.

Tal vez, como todo en la vida, solo es cuestión de arriesgar, de creer un poco más en las ideas que se nos ocurren,  probar y probar las veces que sean necesarias.

Sinceramente me gustaría lograr un emprendimiento que pueda realizar desde cualquier lado donde me encuentre, pero debe ser algo que me exija ser creativa ¡Mi trabajo soñado!

De lo que estoy totalmente segura es que todo puede ocurrir y que no hay combinación imposible de realizar. Tengo muchos ejemplos desde que renuncié:
  •  No quise trabajar y me dediqué a pintar y leer por mucho tiempo
  •   Luego quise probarme que hay miles de formas de generar ingresos, divirtiéndonos. Probé una y me divertí muchísimo.
  • Quise interiorizar que vale la pena gastar en las cosas que siempre soñamos aprender o practicar así nuestros ahorros se vayan en ellos, y haciendo eso soy muy feliz.

La verdad no sé qué cosas más puedan ocurrir en los meses próximos, estoy segura que lo que no me faltarán son retos y me alegra saber que cada vez trabajo mejor en creer en mi misma.

No sé si terminaré el año emprendiendo o mochileando, espero encontrar mi fórmula ganadora de mochilear mientras emprendo antes de que empiece el 2018.

Si tú también no sabes aun por donde continuar, te aconsejo que no desesperes ni mucho menos te juzgues, ahogarte no te ayudará a disolver a tus dudas, pensar en el presente antes que en el futuro es una buena opción.


Saludos, B.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario