Para aprender a vivir hay que aprender a cambiar

Hoy pensaba... ¿de qué forma se pueden probar cosas nuevas, si nosotros siempre seguimos siendo iguales por dentro?.

Es como pretender proyectar una imagen diferente al mundo solo cambiando el tipo de ropa. Nada sería más errado, la imagen se proyecta por un conjunto de cosas como la forma comportarse, el tono que se usa para hablar, el fondo de las conversaciones que se hacen, no solo se trata de cambiar la ropa. 

Igual ocurre cuando queremos tener cambios en nuestra vida y peor aún cuando pretendemos que de verdad sean cambios significativos para nosotros. 

Las personas muchas veces somos reacias a cambiar, algunas por miedo al qué dirán , otras por miedo a lo que pasará, miedo al aire o miedo al mar..que más da , el miedo es miedo indiferentemente a que. El miedo como ya todos sabemos es algo que nos bloquea totalmente, bloquea nuestro pensamiento, nuestra capacidad para arriesgar, y disminuye nuestra creencia en nosotros mismos. Tener miedo no está mal, pero aferrarnos a el no debe ser una opción nunca. 

Para intentar algo nuevo también debemos sentirnos como nuevos por dentro, una cosa no viene como consecuencia de la otra.

Sentirnos limpios por dentro, sin pensamientos negativos hacia algo, tratando de neutralizar lo mejor posible el miedo, olvidándonos de estándares y parámetros establecidos, de la sociedad, de lo que quisieras que pase, de lo que has aprendido, de lo que dijiste que jamás volverías a hacer, empezar de cero. En buen cristiano sería, limpiar la casa.

Cambiar no solo nos limpia, nos recarga de energías nuevas sino también nos da panoramas más amplios de la vida que aún no hemos disfrutado, nos hace valorar cosas nuevas y vivir también experiencias que son necesarias para nuestro propio crecimiento.

Ojo, no me malinterpreten, no pretendo dar una charla de cambiar para bien y ser personas de luz, aquí solo hablo de cambiar, de tener nuevas versiones de nosotros mismos , de experimentar y de conocernos cada vez mejor.

Por ejemplo, si eres alguien que le encanta vivir durmiendo en silencio todo el día tal vez puedes probar salir a caminar media hora al día o escuchar música a todo volumen cuando no haya nadie en casa. Y si eres alguien super sociable que no hay fin de semana que no tenga fiesta, que tal con una buena película cómica en familia el próximo finde?... también podemos decir que eres el responsable de la casa que siempre estas al pendiente de todo y de todos, que tal si le bajamos un cambio por un tiempo..suena mal? hacer que alguien además de ti asuma responsabilidades, levantar un poquito más las mano y decir que no estas de acuerdo con algo?, o tal vez ser el cuadriculado de la oficina y cambiar con pinceladas tu forma de vestir o de tomarte las cosas. Todo cuenta como un cambio verdad?

No importa como seas, no interesa lo que esta estipulado como bueno o malo para los demás, lo que quiero decirte hoy es que lo que importa en verdad es CAMBIAR, cambie, prueba, juega contigo mismo. Estoy segura que ahorita sabes quien eres, que quieres, que te gusta y que no.. pero recuerda, que te conoces solo lo que has visto de ti, aun no conoces lo que no has intentado..

No merece la pena averiguar con que versión tuya encajas mejor?
No merece la pena saber si aún puedes encontrar más cosas de ti que pueden gustarte más?

La vida esta para eso, para vivirla. Como vivirla sino nos atrevemos a hacerlo.

Un abrazo fuerte como el mar

-B.


 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

De grande solo quiero ser Feliz

Si este año terminas secundaria, vete de viaje

Comerciales que Inspiran