16/4/17

Que pequeños los que no volaron nunca

Si has leído la entrada sobre Un repertorio de sueños, música que aporta sabrás que uso mucho las canciones para impulsarme y mantenerme enfocada, pues ahora la entrada va inspirada por Memoria del grupo Erreway. Hoy que empecé a escribir la escuché dentro de mi repertorio y me volvió tocar la frase que ahora es el título de este post.

Cuando estuve en el proceso largo de cambiar mi rumbo me topé con muchas personas pequeñas que nunca arriesgaron nada por vivir lo que querían. Es más vivía rodeada de gente que era fiel al esquema. Mientras mis ideales seguían creciendo y seguían formándose comencé a sentir cierta tristeza por ellos.

Tú que me estás leyendo y entiendes esto a la perfección, sabrás que el porcentaje de la gente que busca volar es muy inferior al porcentaje de la gente que vive una vida adquirida. Tal vez, en tu propio proceso, miraste alrededor buscando una voz que te apoye y encontraste pequeños adultos llenos de miedos.

Tal vez, a ti también te pasó como a mí, y pensaste “No, así no me quiero escuchar a mí misma en el futuro- yo quiero contar que lo hice, que salté a esa piscina sin saber lo que ocurriría, yo quiero ver los ojos expectantes del que me escucha y alimentar ese bichito que tiene por vivir a su manera”

No conozco las historias de todas las personas, pero volar no es una habilidad que se pueda ocultar con un disfraz de acartonado. Las personas que alzan el vuelo transmiten la magia de una realidad distinta en donde todo es posible, no escuchas excusas, no escuchas historias pesimistas sobre lo que pueda llegar a ocurrir. Quien no vuelva no transmite que todo es posible y tú : Tú estas hecho para volar.

Abrazos fuertes como el mar
B. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario