Kelli Labán: un alma libre que va Entre viajes y sueños

Soy Peruana, fotógrafa, y no sé si viajera y escritora pero el hecho es que mi cámara es parte de mí, no podría dejar nunca los viajes  y adoro con el alma escribir todas las sensaciones que me provoca la vida, experiencias propias y de aquellos que la vida pone en mi camino haciéndome aprender...

Viajé siempre desde muy pequeña. Cuando tenía 8 años, llegaban las vacaciones de la escuela y agarraba una bolsa grande, metía mi ropa y me iba sola a la ciudad donde vivía mi abuela. 
Antes de terminar la secundaria, había decidido que quería irme de casa, entonces terminé la escuela y a los 15 años me fui... 

La vida no es un rompecabezas que debas armar de una sola manera, los miedos no son excusa y todo lo que deba suceder, sucederá de manera inevitable, lo único que hace diferente nuestra vida es la actitud con que tomamos las cosas y todo lo que hacemos por cambiar cada situación. 

Acampando en el parque Nacional Cajas, Ecuador

Mi mamá es parte importante de ese motorcito que me hizo arrancar y no pararme, porque me dio la fuerza que necesitaba para saber que lo único que importaba es lo que yo quería hacer. Creyó en mi fuerza, en mis ganas, en mis sueños, y a pesar de la distancia un teléfono siempre nos unió. 

Supo entenderme, me fortaleció , me hizo reír y me dio la fuerza que tal vez ni ella misma tiene. Yo a veces no sé ni como agradecerle, pero no el haberme dejado ir, sino el haber confiado tanto en mí. 

Cuando me fui, recuerdo haber escuchado que seguro me casaría, que tendría hijos, que me iría a perder el tiempo. Nadie preguntó por lo que yo quería hacer, por lo sueños...Pero me bastó con creérmelos yo, con creer y confiar en lo que yo era y en lo que quería. 

Llegué a Lima sin saber que hacer pero sin miedo. Me emocionaba mucho lo nuevo. 
Y no fue fácil...Hice muchas cosas por ser menor de edad, empecé lavando platos, me prestaba de mi vecina una jarrita eléctrica y vendía café con sándwich que luego salía a ofrecer. Me iba muy bien, pero era agotador. 

Seguí trabajando mucho para pagarme la universidad. Estudié negocios Internacionales pero poco tiempo antes de terminar sentí que no quería llevar una vida dedicándome a eso, entonces decidí hacerle caso al corazón y así estudié fotografía. 

Un día la dueña de la casa donde vivía me dijo que debía irme porque debía 3 meses. Me quedé preocupada sin saber lo que haría, salí a ofrecer las cajitas de regalo que hacía. Llegué a una tienda y ahí me quedé. Lo recuerdo como si hubiese sucedido ayer...

La señora que atendía me invitó a pasar, conversamos mucho, me invitó un café, me preguntó la edad y que hacía ofreciendo eso por ahí. 

  • Pues tengo 17 años, estudio en la universidad, vivo sola, hago de todo para vivir y hoy me botaron de la casa porque debo tres meses. Recuerdo que me solté a las carcajadas mientras le decía "solo falta que me orine un perro y nada más... 
  • Y de qué te ríes? me dijo ella un poco confundida. 
  • Intentando ponerme seria le dije.... Y es que la vida sigue, que lo importante de todo es que tengo salud y muchas ganas, además cosas peores podrían pasar. Las subidas y bajadas en la vida, siempre, siempre son para aprender. 
Ella me miraba, y mientras seguía tomando café tal vez pensaba que estoy loca. Me contaba que era la dueña de casa pero que no vivía ahí porque la alquilaba. 
  • Ahora no hay nadie en casa. Quieres venir a vivir aquí?
Casi me ahogo con un trago largo de café. La abracé, le agradecí y salí de ahí más que feliz. 

Caminé mucho esa noche, sin pensamientos, con la cabeza totalmente en blanco como flotando. Llegué a la que aún era mi habitación y que dentro de poquito dejaría de serlo, me eché a llorar sintiéndome agradecida por haber llegado al lugar correcto pero sobre todo por haber conocido a una persona tan buena. Es que realmente no me la podía creer.

Añadir leyenda

Al día siguiente me mude a mi nuevo lugar, la que fue mi casita durante varios años hasta hace exactamente 1 año que fui...
La última vez que la vi, la abracé muy fuerte y le dije que no sabía como agradecerle, que no olvidaré nunca el día en que la conocí y que ella había sido un ángel en mi camino... y de esos tengo varios. 

Con el tiempo tuve un trabajo muy bueno en una empresa donde tuve a cargo un grupo humano increíble. en donde enseñé y también aprendí..Pero en toda esta historia nunca dejé de viajar. 


Los último meses de trabajo fueron duros, no por el trabajo, sino por los sueños que se estaban ahogando. Lloraba frente a mi computadora, mirando fotos, leyendo libros de viaje, imaginando, soñando despierta, pensando que tal vez algún día...
Cada inicio del día pensaba "no es un día más, es un día menos". un día menos que no estoy donde realmente quiero...
Entonces un día tomé la decisión y le puse fecha al inicio de este sueño y renuncié. 

Renuncié al trabajo, a la rutina, a las agujas del reloj, a las fechas del calendario, al descanso de solo fines de semana y a un largo etc que ya no me hacía bien.. 
Y entonces hace 1 año me hice dueña de mi propio tiempo, de mi espacio y me aferré con mucha fuerza a mis sueños. 
cumpliendo un sueño, llegando a dedo a Ushuaia "fin del mundo" 

He hecho viajes de todo tipo, en bus, en tren, en avión y en barco pero hay algo que atrapa y acaricia mi corazón y son los viajes a dedo "haciendo autostop". 
El tiempo ha pasado muy rápido y la vida me ha demostrado que no es un tablero de rompecabezas con las piezas ya hechas que uno debe armar de acuerdo a lo que nos hacen creer. La vida es más fácil de lo que parece, TÚ CREES, TÚ CREAS!, la oportunidad no vendrá a ti si no la buscas. 

Que esa balanza, a la que todo el mundo intenta equilibrar, no sea para ti. Que pesen más tus sueños, inclínate más por ellos. Las mejores cosas no se dan esperando el momento perfecto y ese momento perfecto no se logra por lo que se consigue sino por el alivio inmenso de saber que se está haciendo lo que se quiere. 

Hoy después de haber tomado la decisión más importante y especial de mi vida sé que un viaje no te da las soluciones, no te alivia los problemas ni te hace olvidarlos... pero si es un gran respiro y te ayuda a entender de otra manera las cosas... y a veces, a veces podría hasta cambiarte la vida...
Y hoy, hoy después haberlo dejado todo y aferrarme con mucha fuerza a mis sueños, de algo si estoy segura, de un viaje nunca se vuelve.... 
con una señora que conocí en Cusco y me regaló papitas para el camino

Todas las historias de mis viajes...  las experiencias, lo que creo, lo que siento, lo que lloro y lo que me hace feliz están en mi blog... Un blog que escribo con tinta roja, de esa que sale del corazón....
Sigueme en Instagram  y Facebook 

Entrevista:


¿Cuanto tiempo te tomó renunciar formalmente a tu trabajo y porque no lo hiciste antes?

Decidí un año antes que renunciaría para dejar todo arreglado y poder ahorrar un poco para empezar. Y no tienes idea de cómo esperaba ese día. 
No sé bien porque no lo hice antes. Solo sé que las cosas suceden cuando tienen que suceder, no antes, no después.. suceden en el momento exacto y de manera inevitable. 

¿Qué piensas de los miedos? y un consejo para afrontarlos

Nunca he sentido exactamente "miedo" de algo. Siempre pienso que cualquier cosa que deba suceder, sucederá inevitablemente. 
Hay muchísima gente buena en el camino y el mundo es hospitalario, aunque nos lo quieran hacer ver diferente. 
Lo que siempre digo cuando alguien me dice que tiene miedo es que cualquier cosa que pueda suceder en tu casa o en la esquina de tu casa fácilmente podría suceder en el viaje, sin embargo todo lo que pueda suceder en un viaje jamás podría sucederte si te quedas encerrado... 


Hay personas que le tienen mucha desconfianza al Autostop, ¿cómo fue que te animaste a hacerlo?

La primera vez es difícil, y también gracioso, creo que como todo lo que haces por primera vez, incluso cuando te acercas y le pides a la persona que te lleve, pero después es algo que se hace con mucha más seguridad  e incluso aprendes la manera y en donde hacerlo. 
La primera vez que hice "dedo" fue en Argentina, recuerdo que no tenía dinero y me comunicaba muchísimo con un amigo en Perú, él me decía siempre que lo haga pero que tenga cuidado.. 
Hasta que un día sentí ganas de tener la experiencia y ha sido lo más maravilloso que me ha pasado en la vida. Hacer Autostop es algo que no dejaría de hacer nunca, todas las historias, las experiencias y los corazones con los que te cruzas generan emociones hermosas y recuerdos inolvidables. 
Solo algo: Utiliza siempre la intuición, si sientes que algo no anda bien, solo aléjate, no pasa nada... 

Una frase con la que te presentarías al mundo. 

Difícil. Creo que somos un universo de detalles que cambia con el tiempo. Y lo único que tengo ahora es un montón de recuerdos, un vida completamente mía, una mochila llena de sueños y un blog en donde escribo absolutamente todo lo que siento, de la vida y de mis viajes...  
No me gusta tanto presentarme de una manera, que la gente me imagine como prefiera. Pero tal vez puedes tomar como referencia mi blog porque así vivo... entre viajes y sueños. 

Me parece que tu historia esta llena de sincronicidad. ¿Tu crees en esto?

Totalmente. Siempre he creído que todo lo que deba suceder, sucederá inevitablemente y que lo único que nos diferencia a todas las personas es la ACTITUD con que tomamos las cosas. Entonces siento que la sincronicidad en nuestras vidas suele llegar dependiendo de nuestra actitud y puede llegar a nuestras vidas en el momento exacto, cambiando incluso nuestros pensamientos y hasta nuestro camino pero para eso debemos estar atentos a nuestro entorno para que se genere esta posibilidad a la que muchas veces llamamos casualidad, suerte o incluso magia. 

Y hay una frase de acuerdo a esto que me gusta mucho y en la que siempre pienso... “Somos como islas en el mar, separadas de la superficie pero conectadas en la profundidad”
La magia está tu pensamiento.... 

¿Qué forma usas para solventar tus viajes, además de tus ahorros?

He viajado con ahorros y cuando ya no he contado con dinero me he ayudado vendiendo fotografías. 

¿Que implica el aferrarte a tus sueños?

Mantener con fuerza, seguridad y convicción que aquello que deseas es posible.... TÚ CREES, TÚ CREAS. 

Cuéntame un momento de tus viajes que puedas describir como "mágico".

Ufff tengo tantos!!, es que viajando suceden tantas cosas... Pero te voy a contar algo que no sé si exactamente tiene que ver con mis viajes aunque siempre he creído que si. 
Cuando leía, veía fotos e investigaba cosas de lugares conocí a alguien por redes sociales, él es Peruano pero se había ido a recorrer Sudamérica y estaba vivendo  un tiempo en Colombia. Una vez le escribí preguntándole sobre un lugar y empezamos a conversar. Conversábamos mucho, me llamaba, y pasábamos horas hablando de viajes, de sueños, de fotografía y de muchas cosas. Nos conocimos un día al norte del Perú, viajamos y ese mismo día nos despedimos porque él seguía viajando a Argentina. 
Se quedó 1 año en Argentina, pero hablábamos siempre. Regresó a Perú y estuvimos juntos en la ciudad y también viajando por algún tiempo. 
Tengo recuerdos maravillosos de todo lo que pasamos, pero todo se terminó. 

Para mí haberlo cruzado en mi camino fue mágico, él llego a mi vida para hacérmela ver de otra manera, me enseñó a ver aquello que es invisible a los ojos, aquello que solo se puede sentir con el corazón. Me llevaba de viaje aún cuando no estábamos juntos, me hizo conocer los lugares en donde estuvo a través de sus palabras y me hizo ser sus ojos en cada paisaje.. me hizo enamorarme de él, del viaje y de la vida. 
Hoy entiendo que cada persona se cruza en nuestro camino siempre por algún motivo, algunos llegan a ser maestros y otros alumnos.. el hecho es que todos estamos aquí para enseñar, y sobre todo y muchas veces para aprender...


Dale un empujoncito a alguien que esta detrás de su escritorio, ahogándose por perseguir su sueño y no se atreve a renunciar. 

No sé si exactamente la idea es renunciar porque todo lo que busca cada persona en la vida es diferente. Hay gente que jamás viajaría a dedo porque no le gusta y yo sin embargo lo disfruto mucho y no dejaría de hacerlo nunca.
Solo sé que si algo está golpeando fuertemente tu corazón lo mínimo que puedes hacer es ariesgarte en hacerle caso. La vida es como una obra de teatro, lo mínimo que podemos hacer con la nuestra es dar la mejor función de nuestras vidas para que haya valido la pena. 
Lee mucho, mira, investiga, rodeate de gente que está haciendo lo que tú deseas hacer... porque eso hará que cada vez, de manera inevitable, confies más en que si los demás pueden, tú también!.

¿Consideras que es importante vivir preocupándonos por el futuro?

Hay una frase que me gusta mucho, la recuerdo y utilizo siempre.. "No es un día más, es un día menos".. si entiendes eso, entiendes la vida. 

¿Que tan importante consideras que es el apoyo de los padres a los sueños de los hijos?

Creo que es importante, sin embargo tampoco considero que sea indispensable. A veces recibo mensajes de personas que me dicen "mis padres no están de acuerdo", "que les digo a mis padres", "mis padres no quieren que me vaya sola", "mis padres quieren que termine de estudiar", "mis padres quieren esto y yo quiero otra cosa"... 
Yo me fui de casa cuando tenía 15 años, en primera instancia mamá no lo aceptó pero termino por entenderlo. Ahora lo que no acepta y tampoco entiende es que yo solo piense en viajar, pero es que tampoco necesito la aprobación ni de mi familia, ni de nadie. A mí el viaje me ha cambiado la vida, me ha hecho descubrir cosas en mí que no veía, me ha hecho más humana, más sensible, más feliz, y eso más allá de la aprobación de los demás, es lo que a mí me llena... 

Tal vez ellos ven este viaje como algo que no tiene futuro. Yo lo veo como un presente que quiero que se repita siempre, como un viaje que no quiero terminar nunca. 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Katya Salcedo: La peruana que va persiguiendo atardeceres por el mundo

Lista de cosas por hacer antes de los 30

Mi historia